Cuando se envía un correo electrónico desde alguno de los usuarios de correo de tus dominios se verifican muchas medidas de seguridad para poder asegurar la menor cantidad de spam y que dominios fraudulentos puedan suplantar la identidad de tu nombre de dominio o a los correos que tu envías.

Sus siglas significan: Sender Policy Framework.

Los registros SPF determinan qué servidores de correo y dominios tienen permitido enviar correo en nombre de tu dominio y usuarios de correo. Esto ayuda a indicar a los servidores que reciben tus mensajes lo que tienen que hacer con los mensajes una vez que el registro ha sido comprobado. Estos servidores comprueban y revisan que el registro SPF para confirmar que tus correos electrónicos proceden de tu empresa y se han enviado desde servidores autorizados.

Si este registro no es válido o no está autorizado no habrá manera de comprobar a tus destinatarios que tus mensajes son válidos, por lo que será muy probable que tus mensajes terminen en la bandeja de correo no deseado de muchos de tus destinatarios.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!