Por sus siglas en inglés: Post Office Protocol v.3 , es uno de los protocolos de comunicaciones más usados para leer correo electrónico.

Las cuentas de correo configuradas bajo este protocolo descargan toda la información del disco del servidor a tu cliente o aplicación de correo electrónico. Es una forma de que el servidor no retenga información o ninguna copia de tus correos. Esto puede ser muy útil cuando no queremos saturar la bandeja o el espacio en disco asignado a nuestra cuenta de correo.

Aunque la mayoría de los clientes de correo ahora permiten dejar una copia de los mensajes en el servidor la cantidad de tiempo que indiques. Esto ayudará por si tienes más de un dispositivo ligado a tu cuenta de correo. Ya que de no tenerlo y en todos los dispositivos usar POP3 será muy probable que en algunos dispositivos llegue el correo y en otros no, debido a que dependerá en qué dispositivo se haya descargado primero el correo.

Toma en cuenta que si el computador o programa en donde has configurado tu cuenta de correo, tiene un fallo y pierdes la información; NO podrás recuperarla ya que todo el contenido fue descargado de manera local. Por lo que deberás hacer respaldos periódicos de esta información.
Conoce sus diferencias contra IMAP.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!